lunes, 17 de septiembre de 2012

ACLARACION


ACLARACION


No sé cómo decirte mujer de mis sueños
Cuan leal soy a ti
Encadéname como a Prometeo
Si eso te hace feliz

¿Acaso no te basta mujer?
Que yo viva por ti
Que yo muera por ti

Allí estás, mujer al fin y al cabo
Instalada en su pilar
Soberbia, bella, intocable
¡Y todavía quieres más!

Como te digo mujer de mi vida
Que yo te adoro
Que no hay otra
Que soy tu esclavo

Mujer al fin y al cabo
Instalada en su pilar
No olvides que fui yo
Quien te puso en un altar.

2 comentarios:

Lyliam dijo...

Hermoso Carlos, la fidelidad en el amor, el endiosar a alguien no es tan malo, máxime si nos da lo que queremos, lo demás son tonterías, un amor así es digno de vivir poeta.

Don Quijote dijo...

Oye amigo este ya no tiene higado ajjajajajjaj, un abrazo Carlos querido, como siempre con cariño.